Lo doméstico (2016)

Serie de pinturas al óleo, de 80cm de alto por anchos diverso.

Después de 15 años, el año 2016 retomé la pintura como práctica capaz de prolongar en el tiempo la experiencia de la domesticidad. En esos años mi hija tenía 6 años.  Como toda niña ella recogía objetos y materiales de diversos orígenes que ensambla, envuelve, corta y pinta haciendo lo que ella llama “materialistas”. Los “materialistas” son ensamblajes, objetos fascinante cuya su existencia obedece a esa capacidad única que los niños tienen para ver el mundo desde el asombro. Veo a los “materialistas“ como un sistema de trabajo que los artistas y los niños comparten, una especie de juego que enfrenta el mundo desde la observación, con el deseo de explorar y obtener nuevas articulaciones e interpretaciones. Se sumaron a los “materialistas” acumulaciones de juguetes, canastas decoradas con cintas y otras cuestiones y otras canastas que circulaban en el desorden de mi vida hogareña y que de golpe, despertaron como modelos interesantes pictóricamente.

Nuevamete dejé de pintar durante unos años. De los Still life o Bodegones, que pinté principalmente el año 2016, transitaré hacia los paisajes. Que es lo mismo que decir, del mundo privado e íntimo de la dimensión doméstica, transitaré, a través de la pintura, al mundo social y político del espacio público.

Esta serie fue parte de la exposición “Género y figura” curada por Gonzalo Arqueros. Centro Cultural de Casablanca, Casablanca, Chile. Mayo/Julio 2019.

Más detalles sobre de cada una de estas pinturas se encuentran en https://www.instagram.com/marasantibanezart/